En Refaccionaria y Taller de Transmisiones Automáticas del Bajío somos expertos en la detección de problemas en transmisiones, a continuación, te presentamos una lista detallada con los puntos, con los que podrás detectar una falla en tu vehículo.




Ruidos: Al mantenerse en un punto neutral y escuchas ruidos, es una clara señal de que algo está fallando. En este caso, puede que algunas partes de la transmisión estén desgastadas y necesiten un cambio o, porque el líquido está bajo.



Olor: Si notas que tu vehículo huele a aceite quemado, lo más probable es que la transmisión se esté sobrecalentando. En este caso, se debe revisar nuevamente los niveles del líquido de la transmisión, ya sea que esté sucio o no le estamos dando el uso adecuado al auto. Es indispensable tener el líquido necesario, ya que permite que las partes en la transmisión se mantengan lubricadas, evitando que la unidad se queme y mantenga la temperatura adecuada.



Derrame de líquido: Para identificar que la caja tiene problemas, hay que revisar que el líquido de la transmisión no se esté regando, en dado caso que lo haga, debes verificar sus características, que son: color en rojo brillante-claro, olor a “dulce” en condiciones normales, pero en caso de problemas, el líquido se torna color oscuro y huele a quemado.



Rechina o tiembla: Dependiendo del tipo de transmisión que tengas, al presentar un problema, tu vehículo tendrá una reacción peculiar, es decir un ruido de rechinido o golpeteo que surge cuando hay un cambio nuevo. En caso de presentar este problema, llévalo con nuestros especialistas para revisión.



Silbido, zumbido o chasquido: Debes conocer a la perfección a tu vehículo, si escuchas algo que no es normal, es sinónimo de que algo está mal. Al ser fabricados por diferentes marcas, los autos pueden producir sonidos diferentes que no necesariamente tengan que ver con la transmisión.






PRESTA ATENCIÓN A:

  • Las luces o sensores encendidos en el tablero.
  • Ruidos al hacer los cambios y al circular.
  • La pérdida de potencia.
  • Pequeños saltos mientras la unidad camina.
  • Acelerones al vacío en el motor.



Ahora que sabes de estas situaciones, presta atención a tu auto, si notas alguna falla, no dudes en contactarnos, te aseguramos que en Refaccionaria y Taller de Transmisiones Automáticas del Bajío encontrarás la solución.